6 de septiembre de 2015

Vídeo: "El Cascabel" y la Sonda Voyager 1

La sonda espacial Voyager 1 es el objeto creado por el hombre que se encuentra a mayor distancia de nuestro planeta: 131 Unidades Astronómicas, es decir, más de 19.000 millones de kilómetros. Fue lanzada por la NASA el 5 de Septiembre de 1977, su misión es explorar el limite de nuestro Sistema Solar y pese a tener apenas el tamaño de una persona, viaja a la nada despreciable velocidad de 20.000 kilómetros por hora, siendo a su vez, uno de los objetos más rápidos creados por el hombre.

En el año 2014 se anunció que la sonda salió de la heliosfera, encontrándose de esta manera libre del efecto de la gravedad del Sol. Para el año 2020 empezará a expirar su sistema de generación de energía, por lo que, en un afán para alargar su vida, se dará inicio al apagado selectivo de sus diferentes sistemas, hasta que finalmente en el año 2025 se encontrará totalmente apagada, siendo así un objeto muerto que viaja a la deriva espacial y que habrá emprendido un viaje sin retorno al Sistema dominado por nuestro astro rey.

Entre sus haberes cuenta con una variedad de equipamiento científico el cual le ha permitido estudiar y fotografiar a Júpiter y a Saturno , así como realizar diferentes mediciones y análisis astronómicos, pero entre tantos sensores y generadores se encuentra algo con un contenido no tan científico: un disco de gramófono hecho de cobre y bañado en oro. Este disco, el cual se titula "The Sounds of Earth" y es el producto de una iniciativa liderada por Carl Sagan, contiene una selecta muestra de registros sonoros de diferentes elementos de nuestro planeta, desde saludos en diferentes idiomas, pasando por sonidos de animales, el ruido de un rayo, o de un volcán, y por supuesto, llegando a la Música.

Es curioso ver cómo la Música contenida en este disco incluye muestras de algunos géneros contrastantes en su sonoridad y su concepto, pero no en la calidad de su arte: va desde el primer movimiento de la quinta sinfonía de Beethoven , hasta uno de las cumbres de la música para mariachi: "El Cascabel", compuesta por el mexicano Lorenzo Barcelata. Venga de autodidactas o de académicos, de rebeldes o de ortodoxos: hemos lanzado por igual una botella con un mensaje lleno de Música, el cual espera llegar algún día a las estrellas.