14 de junio de 2016

Blog

Van Gogh decía que la normalidad es como una carretera pavimentada, que es más fácil recorrerla, pero sobre ella jamás crecerán las flores. Vaya manía tengo con fijar mi atención en la manera rara de hacer las cosas, y en la gente que así las hace. A estas alturas del partido, y contrastando con mi manera de ver la vida hace bastantes años, debo admitir que esa manera necia que tengo de ser me hace muy Feliz, y... mientras haya buena Música, tan buena como para dejar un piano ensangrentado, y/o tema de conversación, tan bueno cómo para estar acostumbrado a ver el azul de los amaneceres entre tecleo y tecleo, ¿qué más se puede buscar en una relación personal?.