16 de junio de 2016

Blog

Un día como hoy hace 203 años, el general Simón Bolívar firmaba en Trujillo, en aquel entonces un pueblito al noroeste de la actual Venezuela, uno de los documentos más contundentes y reveladores de las Guerras de Independencia Sudamericanas, en él, el General decretaba a todos sus Ejércitos el cambio de una guerra protocolaria y regulada por el de una guerra de exterminio, de una "Guerra a Muerte", en la que toda persona que estuviese en contra de la Libertad Americana sería considera traidora e irremisiblemente pasada por las armas.

Documentos de ese calibre, unido a la bandera que lo representaba, la cual causaba terror en el ejército más poderoso de la tierra en aquel entonces, el Español, dejan entrever el punto de ambición, sed de Libertad y la vez la capacidad de soñar a la que llegó su extinto proyecto de Colombia. A su vez, dan fe del valor y la entereza de quienes tuvieron las agallas de combatir a semejante fuerza como lo es la de la revolución que trae la Libertad.

En honor a aquellos hombres y mujeres que dieron su vida por la Gran Colombia, al igual que en honor de quienes siguiendo sus ideales tuvieron la tenacidad y la valentía de enfrentarles, siendo según el mismo Bolívar "un enemigo digno y de respeto": que la tierra os sea leve. Héroes todos, no se podía esperar menos de la Hispanidad.